Últimas noticias

Australia anuncia cortes de luz en el invierno austral por la crisis energética

El Gobierno federal de Australia ha alertado este martes que los estados de Queensland y Nueva Gales del Sur, en la costa Este del país, donde viven más de 13 millones de personas, podrían sufrir corte de luz en este invierno austral a causa de la crisis energética y de la escasa previsión del anterior Gobierno ante una incidencia de este tipo. Victoria, Australia Meridional y Tasmania, en el sur, también podrían sufrir alguna incidencia energética.

El recién elegido primer ministro laborista, Anthony Albanese, culpa de la crisis energética a los conservadores, que han estado en el poder durante casi una década. «Ahora estamos sintiendo las consecuencias del fracaso del gobierno anterior para implementar una política energética», ha señalado Albanese en una comparecencia en Brisbane.

El primer ministro ha esgrimido informes del regulador del mercado de la energía australiano para lanzar sus advertencias y anunciar medidas urgentes. Australia es un importante productor de carbón y gas y recurrirá a estas fuentes para afrontar la situación.

El precio topado a 200 euros/MWh está disuadiendo a muchos productores a inyectar más energía en la red
El regulador ha intentado negociar con los productores el martes, pero el precio tope de 300 dólares australianos/MWh (200 euros) está disuadiendo a muchos de inyectar más energía en la red. Ante esta negativa, el lunes se activó la medida extraordinaria de obligar a las empresas a producir más electricidad para evitar los primeros cortes de electricidad en Queensland.

Australia es uno de los tres principales productores de gas y carbón del mundo, pero casi una cuarta parte de las centrales térmicas de la costa este están actualmente cerradas debido a averías o trabajos de mantenimiento.

La guerra en Ucrania también ha provocado que la demanda de exportaciones de gas australiano se dispare, absorbiendo cualquier excedente que pueda aliviar la escasez en el mercado interno.

El ministro de Energía, Chris Bowen, dijo el martes que confiaba en que la red tuviera suficiente energía para evitar cortes de energía, siempre que no hubiera más cortes. Sin embargo, advirtió a los australianos que deberían «esperar un invierno duro».

El año pasado, el 71% de la electricidad provino de combustibles fósiles y el 51% solo del carbón, según cifras oficiales.

Chat Mi Periódico
Ir arriba