Últimas noticias

Una historia Jamás contada especial para www.miperiodico.com.sv

Por Eduardo Beltrán

Este contenido tiene mucho interés y un gran valor para ustedes, mis amigos de esta brillante página… cuando uno se mete al deporte se debe de llegar hasta el final… desde niño dormí en los Rincones del Centro Español de la Capital Salvadoreña, luego me hice mesero, cuidaba los carros en las afueras del club, que tenía su pista de frontal, eran dos Canchitas de Tenis y su alberca y una biblioteca, donde cada día cocía las redes, barría las canchas , era prohibido jugar , el profe del Centro me pasaba castigando, me despidió 35 veces, porque no me gustaba como daba las clases, jajajaja, me busqué a cada momento problemas, eran los días del tenis de agarre Continental, mi vida cambió, en ese ir y venir de cisas, me dieron posada en la Biblioteca, como carecía de recursos económicos para adquirir mis alimentos, y en varias ocasiones me quedaba sin comer, me dormía con los libros, leyendo a los grandes escritores y la Revolución Frances, Los tres Mosqueteros, en entre ellos, Don René Lacoste, me convertí en un incansable lector de la revista Hola de España, que decía antes los Millonarios se hacían jugadores ahora los jugadores se hace Millonarios, La efervescencia en España con Santana y años más tarde con Manuel Orantes, ese gran jugador zurdo, Entro otros españoles estaba Gisbert ,era asiduo lector mi vida cambió a puro trabajo, aunque no me regalaran nada, el profe me perdonaba y volvía a recoger pelotas para ganarme el sustento diario, nos pagaban 20 centavos de colon, como 2 centavos y medio de dólar por media hora. Sin duda, mi vida ha estado llena de retos, pero lo lindo es que después de superar tanto obstáculo, me he dado cuenta, que nací para el tenis, al despedir al profe (al primero que conocí) del Centro Español, quedó mi amigo Lito «El Jardinero» Campos, un flamante tenista, y con pie plano mi padre y el padre de Lito Campos se conocían, ante esa amistad «El Jardinero», a veces me daba posada, cuando no tenía donde dormir. En esa ocasión, mi madre y mi padre se separaron. Con el tiempo mi padre se acompañó con otra mujer (mi madrastra); mi nadre también encontró otra pareja (y tuve un padrastro), por lo cual no tenía paz ni tranquilidad en ninguno de los dos hogares, por lo tanto no llegaba a dormir a la humilde choza, ni de un lado ni del otro… con un pensamiento y actitud de niño… cuando veía pasar los aviones yo decía que: «en esos aviones iba yo» … jajaja… era iluso, pero con los años se dio la oportunidad y mi primer viaje lo hice a Costa Rica, al Club Carriari, torneo de la Amistad, Don Carlos Escobar me donó el boleto y algo de dinero, allí vi jugar a Jimmy Connors, Jorge Andrews, Batata Clerc me dijo que me fuera con ellos en el Circuito, pensaba que tenía dinero, yo iba presto en mi vestimenta y con pocos dólares en mi cartera, Clerc venia de Indianápolis de ganar a MacEnroe, otro zurdo de saque y Volea el mejor del mundo en esos días y con Pablo Araya que había ganado el Orange Bowl en Miami y lo entrenaba el Pato Apey, de grata recordación, el mismo que entrenó Sabatini que le llevó a ganar el abierto de USA, pablo quería apostar $50.00 dólares al 6/0 casi me animo, pero me eché para atrás ,la elegancia de Pablo con su vestimenta FILA era de imitar
Allí ví jugar a Los Hermanos Anand y Vijay Armitraj de la India, y mi apreciable amigo Jaime y Álvaro ambos chilenos que ganaron en dobles a los Indues , su palmarés se han grabado en el corazón con letras de oro y plata, bronce para las nuevas generaciones,
Me hice el propósito de regresar al El Salvador a la gente rica que me dió algún apoyo dando clases populares en las calles de El Salvador, luego vinieron los viajes a España, Madrid y Palma de Mallorca, en Valencia me encontré con Arantxa Sánchez Vicario, ella venia de ganar los torneos juveniles en Europa y el la Generalitat Valencia llego con Pracbol de Don Pedro Plat que patrocinaba a la linda y española, eran mozuelas junto con Conchita Martínez, no pasaban de 14 años, pero parecían de más edad, con Aranxa se dió algo Genial Miguel Merz había vencido en el Torneo la «Copa del Café» en Costa Rica en semifinales a Emilio Sánchez y a Tomas Carbonell en la final y ella se recordaba y me preguntó por Merz ese Ariete Salvadoreño que le dio gloria al país venciendo en el «Club Altamira», a Nicolas Pereira, De Caracas Venezuela
En ese congreso para expertos en 1986 me fue muy bien y convine el Viaje visitando la Universidad Complutense de Madrid para ver la Réplica de «Guernica» de Don Pablo Picasso ya que allí estaba la Facultad de Arte Contemporáneo.

Con los años me fui a Difundir el tenis en superficie Plana que encontraba en canchas de Basketball y me convertí en el «padre del tenis popular» en el país y me encontré a Rafael Arévalo, en Sonsonate, un niño talento que se fue con beca a PREBAD en Barcelona jugando en los juegos Olímpico con Roger Federer perdió/2 /6 y 4/6 «Rafa» venció al Inglés Tim Hemman que fuera Campeón del Mundo, en el mes de junio de ese año, terminó 11 en el Escalón de la ITF, Es de decir, que «Rafa», sin mi o conmigo, hubiera llegado más lejos, era talento natural ,que solo su hermano Marcelo lo supera por ser de los mejores jugadores del Mundo metiendo mi mano en promoverlo y lo he bautizado el gladiador de Cuscatlán viene de un departamento, donde no se practicaba el tenis, solo 4 canchas me hice gente de bien, para el servicio del tenis, luego vinieron los congresos con Garmish,Alemania, adonde conocí a Stan Smith gracias a la Amistad creada con Doug Macurdy director para el desarrollo del tenis de la ITF, y Richard Schomborn y Jim Loher t y Jacj Groppel , Pierre Lamarche de All tennis Canadian siempre he cuidado mis amistades, lamentablemente el Salvador se han cerrado 55 canchas de tenis, 30 Colegas ya mayores se la pasan muy mal y son pocos los que se ganan la vida de otra cosa.
Amar el tenis es algo que no tiene precio, porque el tenis enseña la vida enseña a perder como dijera con Ernest Heminway autor del Viejo y el mar, he vuelto al estilo Mac Arthur para seguir mi lucha
Aún recuerdo a Carlos Kirmair de Brazil , que lo vía en Palma de Mallorca en 1986 y que también entreno a «La piba de Oro» Gabriela Sabatini
Me convertí en formador de campeonas y campeónes con mi trabajo sin descanso, si volviera a nacer un día, volvería a dedicar mi vida al tenis de campo y retaría a Larry Stefanky,que ganó el US OPEN y con los años entreno al chino Rios y Fernando González, aprendí a servir, gracias a la clínica que me dió Larry cuando vino a El Salvador, procedente de Standord University
Hay mil historias jamás contadas en el tenis,
pronto esta temática

¡¡¡Hasta la Próxima!!!

Chat Mi Periódico
Ir arriba