Sobre el ordenamiento jurídico de Emergencia

Sobre el ordenamiento jurídico de Emergencia La admisión de la demanda de Inconstitucionalidad 63-2020, obligó al Gobierno a sentarse con la Asamblea Legislativa y después de seis días de discusiones estériles, se creo con observaciones de ambos el Decreto Legislativo No. 648 que contiene la Ley Especial Transitoria de Emergencia por la Pandemia COVID-19, Atención Integral de la vida, la salud y reapertura de la Economía. Dicho Decreto, que contenía fases graduales, cuarentena, y suspensión de plazos procesales, fue vetada por el Presidente y el día 11 de junio de 2020, la Asamblea Legislativa le superó el veto con el voto de la mayoría calificada (dos terceras partes de los diputados electos). ¿Qué pasará ahora? Conforme al art. 138 de la Constitución, se debe remitir al Presidente y este, si no acepta las razones de la Asamblea Legislativa, dentro de 3 días hábiles contados a partir del siguiente al de recibido la superación del veto, remitirá el Proyecto de Ley a la Corte Suprema de Justicia, la cual realiza el proceso de controversia, en el plazo de 15 días (Lo hace por medio de la Sala de lo Constitucional, que es la máxima autoridad jurisdiccional en la materia). Si la Sala declara inconstitucional el proyecto lo expulsa del ordenamiento jurídico, pero si no hay la inconstitucionalidad que alega el Presidente, éste deberá sancionarlo, promulgarlo y publicarlo como Ley. Pero resulta, que con la Sentencia de Inc. 21-2020/23-2020/24-2020/25-2020, la Sala de lo Constitucional declaró que toda la normativa de emergencia fue inconstitucional porque tanto el Ejecutivo como la Asamblea Legislativa vulneraron nuestros derechos fundamental, ya que los Decretos y Leyes no superaron el examen de proporcionalidad en la limitación de derechos fundamentales, ni contaban con la justificación suficiente, como por ejemplo, para encerrar a una persona sana en cuarentena con otras personas posiblemente contagiados. Lo cierto, es que la Sala, preocupada por la Pandemia obliga al Gobierno y a la Asamblea a crear otra normativa en cuatro días y éstos no lo hacen, situación triste de la que todos hemos sido testigos. La Asamblea entonces, aprobó ayer un nuevo Decreto Legislativo No. 661 conteniendo la Ley Especial de Emergencia por la Pandemia COVID-19, Atención Integral de la vida, la salud y reapertura de la Economía, el cual se diferencia del D.L. No. 648 en lo siguiente: 1) Elimina la cuarentena; 2) Hace leves modificaciones al calendario de fases de la reapertura económica gradual así: Fase 1, inicia el 15 de junio en el Decreto Vetado, y el 16 de junio en el nuevo Decreto. Fase 2, inicia el 5 de julio en el Decreto Vetado y el 7 de julio en el nuevo Decreto. Fase 3, inicia el 25 de julio en el Decreto Vetado y el 28 de julio en el nuevo Decreto y finalmente, la fase 4 inicia el 14 de agosto en el Decreto Vetado y el 18 de agosto en el Nuevo Decreto. Las otras diferencias es que no hay suspensión de plazos y que se incorpora un artículo (26) en el Decreto Legislativo No. 661. No incorpora normas de cuarentena, asumo porque fue declarado inconstitucional y de ahí, todas las normas son exactamente iguales. Este será mandado al Presidente para que lo sancione, observe o vete. En mi opinión, después de comparar ambos es también un fraude a la Constitución, porque con toda seguridad su contenido será sometido a juicio de constitucionalidad en la Controversia sobre el Decreto Legislativo No. 648. ¿Cómo enfrentar la pandemia? Jurídicamente es posible enfrentarla con la normativa del Código de Salud y con el uso de la razón: Salir de casa solo si es estrictamente necesario, usar la mascarilla al salir y llevar nuestro alcohol para desinfectarnos en todo momento, guardar la distancia en las filas, desinfectarnos al regresar a casa, guardar nuestra distancia en los lugares de trabajo, evitar que salgan a laborar personas mayores de 60 años o hipertensos, diabéticos o con enfermedades del corazón y otras recomendaciones sanitarias que nos den los médicos. Recordemos que esta es una situación en la cual nuestro comportamiento individual afecta de un modo directo a los demás y debemos ser responsablesEs inconstitucional el nuevo decreto 661 aprobado por los honorables diputados, ya que superaron el veto de anterior decreto, lo cual significa que el ejecutivo tendrá tres días para remitirlo a la sala de lo constitucional, para que esta decida si es constitucional o no, y los diputados cometieron el grave error de aprobar un decreto similar como lo es el 661, sin haberse dirimido el proceso del que han superado